¿Alguna vez has visto a dos contables hablar? Parece que estuvieran hablando otro idioma y que sólo entre ellos se entienden. 

Las primeras veces que me reuní con un contable, me costaba entender mucho de lo que me comentaba y saber cómo utilizar la información que me aportaba. La verdad es que, aunque llevo mucho tiempo emprendiendo, no me consideraba una persona de números, y cada vez que tenía una reunión agendada con mi gestor contable me sudaban las manos y me ponía algo nerviosa. Pero después de que una de mis mentoras me enseñó algunos conceptos básicos y genéricos, me resultó más fácil entender a mi contable y más importante aún: finalmente podía utilizar toda la información que me daba para tomar decisiones más acertadas. 

 

Si has asistido al taller de nuestro programa 3CL, sabes que en el módulo de finanzas presentamos el modelo de aprendizaje de finanzas llamado “el triángulo financiero”. Este modelo habla más en profundidad sobre conceptos financieros, pero para la finalidad de este artículo, lo que queremos es que empieces a familiarizarte con algunos conceptos contables esenciales. 

 

El conocimiento de estos conceptos básicos es esencial para la toma de decisiones, ya que estas idealmente deberían de poder verse reflejadas en tus números. Es decir, tu toma de decisiones debería tener algún fundamento en tus números actuales y además proyectar un impacto positivo para el futuro. 

Además, facilita mucho la colaboración en las labores de planificación, gestión y control de objetivos. También lo es en el cumplimiento de determinadas obligaciones contables y fiscales. 

¿Preparada para profundizar tus conocimientos contables?

¡A Por Ello!

1. Activo

Los activos son los bienes que posee la empresa, pero también los derechos. 

Por ejemplo, una máquina es un activo, pero también otros elementos intangibles como un derecho de patente.  

Podemos decir que son las inversiones que ha realizado la empresa.

 

2. Pasivo 

El pasivo representa la financiación de la empresa. Todo lo que se ha invertido ha tenido que ser financiado de algún modo.  

En términos generales, incluye tanto el dinero que es de los propietarios de la empresa como las deudas.  

En una acepción más restringida se entiende como pasivos solamente las deudas.

 

3. Fondos propios

Los fondos propios son la parte de la empresa que ha sido financiada con dinero que es de sus propietarios.

Entre esos fondos se incluye lo que se puso al constituir la empresa, lo que se haya aportado con posterioridad en sucesivas ampliaciones de capital y los beneficios que se han ido reteniendo en la empresa, en lugar de repartirse a los propietarios. 

4. Patrimonio neto

Tradicionalmente, se ha tomado como prácticamente sinónimos el concepto de fondos propios y el de patrimonio neto.  

Sin embargo, el Plan General de Contabilidad entiende el patrimonio neto como un concepto mas amplio.  

Además de los fondos propios, forman parte del patrimonio neto las subvenciones, donaciones y legados y determinados ajustes contables que se realizan en ciertos instrumentos financieros.

 

5. Financiación ajena

La financiación ajena son las deudas de la empresa. Entre ellas, encontramos, por ejemplo, la financiación que prestan los bancos o la que, en el caso de algunas grandes empresas, obtienen de la emisión de bonos, pagarés de empresa y otros títulos de deuda.  

Igualmente, forman parte de la financiación ajena lo que se debe a los proveedores, a Hacienda, a la Seguridad Social, el dinero que se debe a los trabajadores, etc. 

6. Ingreso  

Los ingresos son los incrementos en el patrimonio neto de la empresa que no se producen por aportaciones de los propietarios. En ocasiones, coinciden con los cobros, pero no necesariamente.  

Por ejemplo, la devolución de un dinero que nos deben representa un cobro, pero no ingreso que incremente el patrimonio neto.

7. Gasto   

Los gastos son disminuciones del patrimonio neto de la empresa que no tengan a los propietarios como destinatarios.

Por ejemplo, una reducción de capital, si lleva aparejada la devolución de aportaciones, implica un pago que no supone un gasto.

8. Cuentas anuales   

Las cuentas anuales un conjunto de documentos que pretenden reflejar la situación y evolución de la empresa.  

Para los terceros ajenos a la empresa constituye una de las aproximaciones más disponibles a la realidad de la empresa.  

Por eso, existe una obligación de formularlas y depositarlas en el Registro Mercantil.  

Las normas exigen diferentes formatos de cuentas anuales en función de las características de la empresa. 

9. Balance de situación   

El balance constituye una especie de “pantallazo” de cómo se encuentra compuesto el patrimonio de la empresa en un momento dado y de cómo se ha financiado.  

Normalmente, se realiza a final de cada mes o trimestre y para e cierre de cada ejercicio.

 

10. Cuenta de pérdidas y ganancias   

A diferencia del balance, no mide lo que sucede en un momento concreto, sino a lo largo de todo un período comprendido entre dos momentos, normalmente los de apertura y cierre del ejercicio o incluso entre un mes en concreto.

Si el balance general se puede considerar un pantallazo, la cuenta de pérdidas y ganancias puede considerarse una película. Es decir, ilustra cómo se ha gestionado el patrimonio en un periodo determinado.   

Recoge todos los ingresos y todos los gastos en un periodo determinado. 

 

11. Estado de flujos de efectivo  

Es un estado contable que analiza de dónde vienen los cobros y a dónde van destinados los pagos.  

Se analizan los diferentes movimientos en función de distintos tipos de actividades.

 

12. Memoria  

La memoria es un documento explicativo que añade aclaraciones y detalles que permiten comprender mejor la situación de la empresa.  

Está dividido en una serie de puntos, en los que se hacen anotaciones que sirven para complementar lo que sabemos a través de otros estados contables como, por ejemplo, el balance de situación y la cuenta de pérdidas y ganancias. 

 

Ahora que ya te has empezado a familiarizarte con conceptos que están relacionados a tus números,  estáte atenta que en las próximas semanas te vamos a presentar el triángulo financiero, un modelo intuitivo que utilizamos con nuestras alumnas del programa 3CL que facilita altamente el aprendizaje de todo el aspecto financiero de tu negocio y finalmente te permite hacer las paces con los números de una vez por todas. 

Anna-Christina Freudenberg

Estratega de Éxito Empresarial. Ayuda a las emprendedoras aportándoles las herramientas empresariales y financieras necesarias para lograr el éxito sostenible.